The ACE Institute is looking for sponsors!

El Salón de la Fama Cooperativo de los Estados Unidos Reconoce Cinco Nuevos Miembros

Por Steve Dubb  

El octubre es el mes de cooperativas.  En los Estados Unidos, también es cuando la Fundación de Desarrollo Cooperativo (Cooperative Development Foundation) hospeda su ceremonia anual para dar la bienvenida a la nueva clase de gente honrada como miembros por el Salón de la Fama Cooperativo. Este año la Sala dio la bienvenida a Allan Gallant, Paul Hazen, Gary Oakland, and Gary Waddle y también póstumamente a Ella Josephine (“Ella Jo”) Baker.  

Gallant fue honrado por su participación durante un periodo de más de 40 años en el movimiento de cooperativas en el sector de tiendas de alimentos.  En particular, Gallant, desde su puesto a la Fundación de Blooming Prarie (Blooming Prairie Foundation) se convirtió en una financiador principal de Food Co-op Initiative (Iniciativa de Cooperativas de Alimentos), la cual ha ayudado desarrollar más de 150 cooperativas en los Estados Unidos desde que se la lanzó en 2006.  

Oakland fue reconocido por su papel de liderazgo en lo que hoy se llama BECU y que originalmente fue una unión de crédito por los empleados de Boeing. Cuando se jubiló hace una década, la unión de crédito ya había crecido mucho más allá de sus cimientos a Boeing. Con 700,000 miembros y más de $10 billones de dólares en activos, llegó a ser la unión del crédito cuatro más grande en los Estados Unidos.  

Waddle fue reconoció por tres décadas de trabajo, apoyando desarrollar cooperativas eléctricas alrededor del mundo a través de NRECA International, el brazo de la solidaridad internacional de la Asociación Nacional Rural de Cooperativas Eléctricas (National Rural Electric Cooperative Association).  

Hazen, quién trabajó por 25 años a la Asociación Nacional de Negocios Cooperativos (National Cooperative Business Association) y que ha trabajado por la última década como director ejecutivo del Concilio de Desarrollo Cooperativos en el Extranjero de los Estados Unidos ( U.S. Overseas Cooperative Development Council, fue reconocido por su trabajo con ambos des estos grupos. Además fue reconocido por su apoyo de la Alianza de Compras por La Comunidad (Community Purchasing Alliance) en Washington, DC. La Alianza se ha convertido en un modelo nacional de como instituciones locales puede juntar fuerzas y aprovechar de su poder de compras para apoyar a negocios pequeños que son propiedades de personas de color.   

Baker fue reconocida póstumamente por 45 años de organizar a empreasas cooperativas, incluso siendo cofundadora y director nacional de la Liga Cooperativa de Afroamericanos Jóvenes (Young Negroes’ Co-operative League), una organización cooperativa en los años treinta. A una sesión que tuvo lugar antes de la ceremonia de inducción, Ajowa Nzinga Ifateyo, una co-editora con la publicación Grassroots Economic Organizing (Organización Económica de Base) discutió los estudios que hizo, los cuales se utilizó para apoyar la aplicación de inducción póstuma. Baker, notó Ifateyo, vio durante la Gran Depresión, “mucha hambre y dolor en las calles. Llegó a conocer a George Schuyler, quién publicó un periódico, tuvo esta idea de cooperativas. Ella y Schuyler hizo una llama a los jóvenes negros quienes quieren hacer la diferencia en sus vidas.  Hicieron la llamada y llegaron 600 personas a una conferencia para hablar de maneras que se podría juntar recursos para desarrollar cooperativas de consumidores.  

Ifateyo añadió que Baker “es una persona que podemos emular hoy.  Nos muestra una manera que el pueblo puede manejar problemas por sí mismo y ser comprometido. Y hacer cosas creativas. Representa un gran modelo.”